24 de mayo de 2020

EL ARCA DE NOÉ


Me han gustado mucho vuestros comentarios sobre este cuadro. Ya sabéis que en clase hemos comentado que muchos artistas escogían las historias de la Biblia para sus obras de arte. En esta que hemos trabajado esta semana, el artista ha tenido mucha paciencia para representar una gran cantidad de animales. En la obra también podemos encontrar a Noé y algunos miembros de su familia. Y también el arca. Muchos de vosotros la habéis encontrado. Efectivamente, la vemos en el fondo del cuadro, justo encima de la cabeza del mono que está trepando por el árbol. Si afinas la vista, incluso podrás observar una rampa con algunos animales subiendo a bordo.

Entrada en el arca de Noé, Jan Brueghel El Joven, 1630
Museo del Prado de Madrid

Aquí tienes el texto de la historia para que lo leas despacio:

EL ARCA DE NOÉ
Dios explicó a Noé que tenía un plan especial. Le pidió que construyera un gran barco, llamado arca, en el que tendrían que caber Noé, su familia y muchos animales.
Los amigos de Noé se burlaban de él. Creían que estaba loco porque construía un barco muy grande lejos del mar. Pero Noé confiaba en Dios e hizo lo que Él le pidió sin preguntar.
Dios se presentó de nuevo ante Noé y le dijo:
—Te voy a enviar dos animales de cada una de las especies que vive en la Tierra. Súbelos al arca y reúne comida para todos. En una semana empezará a llover. El arca deberá estar lista y tú deberás estar dentro.
Noé y su familia quedaron impresionados cuando empezaron a llegar animales al arca. Había enorme elefantes, altísimas jirafas, ratones diminutos, cebras y todos los demás animales.
Una semana después empezó a llover, y no paró durante cuarenta días y cuarenta noches. Una gran inundación cubrió todo lo que había sobre la Tierra. Noé y su familia cuidaron a los animales del arca mientras Dios los protegía a todos del diluvio.
Después de cuarenta días, dejó de llover y salió el sol. Noé envió a una paloma a que buscara tierra firme, pero regresó sin haberla encontrado. Una semana después, Noé volvió a enviar a la paloma, que esta vez volvió con una ramita de olivo. Así, Noé supo que había encontrado tierra firme.
Pronto bajó el nivel de las aguas y el arca quedó en lo alto de una montaña. Salió un bonito arco iris en el cielo, y Noé y su familia salieron del arca con todos los animales.

Pincha en este enlace para hacer un puzle sobre esta maravillosa obra de arte.


11 comentarios:

  1. Hola José, me ha encantado hacer el puzzle. Ha sido muy divertido!! Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jose soy Javier y me ha gustado hacer el puzzle. Espero que estes genial. Muchisimos abrazos

    ResponderEliminar
  3. Hola José, soy Roberto, me ha gustado mucho el puzle y la historia de Noé. Espero que estés bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roberto, me alegro mucho. Que tengas buena semana

      Eliminar
  4. Hola Jose, me ha gustado mucho hacer el puzzle de el arca de Noé muchos abrazos.
    Andrea Carvajal 3ºB

    ResponderEliminar
  5. Buenos días José, me ha gustado el puzle y la historia del Arca de Noe.
    Un abrazo, Ángel 3º A

    ResponderEliminar
  6. Jose me ha encantado hacer el puzle un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar